Extensiones Capilares:lo que debes saber

Extensiones capilares: todo lo que debes saber

Cada vez son más las mujeres que se interesan por el mundo de la extensión capilar, esta moda que ha crecido exponencialmente durante los últimos años gracias a la reaparición de las melenas XXL.

Actualmente muchas chicas se acercan a nuestros salones de peluquería preguntando por este complemento de belleza: quieren saber qué tipos de extensiones capilares hay, cómo se ponen, qué cuidados de mantenimiento hay que seguir, para qué sirven,…

Es por eso que hemos querido hablar con nuestra experta en fibra capilar y tratamientos de densidad, Anabel Ríos, para conocer más a fondo esta tendencia y sacarle el máximo partido.

¿Qué extensiones encontramos actualmente en el mercado?

A día de hoy existen muchos tipos de extensiones capilares.

Por un lado, según el tipo de cabello que se utilice, encontramos las extensiones de pelo natural, las de pelo sintético y las de porcentaje, que se caracterizan por mezclar las dos opciones.

Según el sistema de fijado hay diferentes variaciones: 

  • Extensiones de queratina: son ideales para cabellos finos porque aportan mucho volumen a la melena.
  • Extensiones de clip: se pueden poner y quitar siempre que se quiera.
  • Extensiones adhesivas: sirven para alargar o añadir una mayor densidad a una zona concreta del cabello.
  • Extensiones de trenza: son la mejor opción para cabellos dañados.
  • Extensiones de cortina: son las extensiones «clásicas» que se han utilizado siempre para ganar longitud en cabellos más densos y frondosos.
  • Extensiones de hilo: destacan por ser las más duraderas.

¿Y cuáles son las más solicitadas?

Las de cabello natural, ya que son las únicas extensiones capilares que te permiten trabajar todo el pelo con secador y plancha, aplicar algún tinte, o realizar un baño de hidratación.

Las extensiones de pelo sintético, en cambio, no se pueden tratar y solamente pueden lavarse con agua fría, ya que con el color pierden la forma y pueden quemarse.

Normalmente compran este último tipo de extensiones las mujeres que solo quieren utilizarlas en ocasiones puntuales.

Para el día a día, la mejor opción son las de cabello 100% natural.

¿Se compran en el mismo salón de peluquería?

Es lo más recomendable.

En tu peluquería de confianza, los estilistas analizarán tu cuero cabelludo y el estado de tu melena para asesorarte en la elección de las extensiones capilares que más se adapten a tus necesidades.

Escoger unas extensiones a dedo puede ser muy perjudicial para el cabello, ya que siempre debería hacerse en manos de un experto.

¿En qué consiste esta asesoría?

El primer paso, como en cualquier servicio de peluquería, es realizar un análisis capilar a nuestra clienta para ver cómo tiene el cuero cabelludo, determinar qué fuerza tiene su cabello para aguantar el peso de las extensiones, y conocer su longitud, grosor, elasticidad y salud para saber si es necesario realizar algún tratamiento previo a la aplicación.

A partir de aquí, le recomendamos qué tipo de extensión capilar favorecerá más su melena.

Y luego, si es necesario, trabajaremos el color y el corte para conseguir un cabello mucho más abundante, con brillo y naturalidad.

¿Se pueden teñir las extensiones capilares?

Sí, siempre y cuando sean solo de cabello natural.

Este tipo de extensiones funcionan como una melena normal y por lo tanto son aptas para realizar diferentes técnicas de coloración y decoloración.

No obstante, cuando se trata de extensiones capilares que contienen algún porcentaje de cabello sintético o son completamente artificiales, solo se puede trabajar el color de la melena.

De esta manera, tomamos como referencia el color de la extensión y trabajamos el cabello natural.

Es muy importante recordar que las extensiones de pelo sintético no se pueden teñir ni trabajar con plancha o secador.

Extensiones de color
Extensiones de color

¿Se debe seguir algún ritual de mantenimiento concreto para cuidar de las extensiones?

Por supuesto.

La extensión tiende a resecarse mucho, ya que se trata de un cabello artificial, es decir, que no está vivo y por lo tanto necesita el doble de nutrición e hidratación que un cabello normal.

Las extensiones permanentes deberían lavarse siempre con un champú nutritivo y realizar, alemnos una vez a la semana, una mascarilla de 15 minutos fuera de la ducha.

A la hora de peinarlas, es importante hacerlo en mojado, con un cepillo en lugar de un peine, y utilizar un protector térmico o una crema reparadora que no se aclare.

También es recomendable aplicar un sérum en las puntas del cabello una vez al día para evitar que el pelo se vea reseco.

Por lo que hace a las de quita y pon, que normalmente son sintéticas, deben lavarse a mano, con agua fría y con un champú nutritivo.

¿Cada cuánto hay que acudir al salón de peluquería para su cuidado?

Cada 6-9 meses.

Si se hace bien, su mantenimiento no tiene ningún secreto.

Sin embargo, una vez crece el cabello, es importante acudir al salón de peluquería para reparar el estado de la melena y hacer un buen baño de hidratación antes de volver a poner las extensiones.

¿Cómo podemos sacar mayor partido a las extensiones capilares?

Con peinados con ondas – ya sean en bucle, surferas o al agua – porque aportan movimiento a la melena y consiguen un efecto muy natural.

Otra gran opción es optar por los recogidos, ya que se pueden crear looks muy diferentes con la ayuda de unas extensiones.

Un ejemplo es la cola de caballo de Ariana Grande, que gracias a este complemento de belleza consigue un volumen y una longitud envidiables.

Ariana Grande
Ariana Grande

El pelo liso y suelto, en cambio, no es del todo recomendable, ya que se puede llegar a apreciar el corte entre el cabello y la extensión capilar.

¿Qué cortes de pelo son los más adecuados para llevar extensiones?

Las melenas largas son la mejor opción, así como los degradados y todos los cortes que tienen movimiento en la zona de la punta.

Los escalados, por ejemplo, están prohibidos, igual que las melenas cortas.

¿Son aptas para todo el mundo?

¡Claro! Incluso para el día a día siempre y cuando se sigan los pasos y consejos de un experto.

¿Cuánto se tarda a acostumbrarse a ellas?

Entre una semana y una semana y media. ¡Luego ni te acuerdas de que las llevas!

¿Cuándo soléis hacer más servicios de extensiones?

Los meses en los que normalmente solemos tener más demanda en nuestros centros Josep Pons es entre mayo y julio, ya que la mayoría de mujeres se decantan por llevar el pelo largo en verano.

¿Un consejo?

Evitar las extensiones de trenza en todo el cabello durante los meses de verano, ya que el cuero cabelludo se quema con el sol y se pueden llegar a producir eccemas,…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados como *